Sana el dolor emocional surgido a raíz de tus pérdidas con la Técnica de Liberación Emocional EFT (Emotional Freedom Tecnhiques)

El duelo es uno de los capítulos más críticos de nuestra vida. Tarde o temprano a todos nos toca enfrentarnos a una pérdida y….donde hay pérdida, existe dolor.

Mar Sánchez, fundadora de Neuromotiva, psicóloga y especialista en técnicas de liberación emocional (EFT) nos habla hoy sobre cómo nos pueden ayudar estas técnicas en el proceso de duelo:

 

¿Qué es el duelo?

Podemos definir el duelo (del latín dolus, dolor) como una reacción natural ante la pérdida de una persona, objeto o evento significativo. Es una reacción emocional y de comportamiento en forma de sufrimiento o aflicción cuando un vínculo afectivo se rompe.

El duelo es un proceso psicológico, físico y social que variará en intensidad y duración en función de la relevancia de la pérdida.

Es algo natural que además es adecuado vivir para llegar a soltar el pasado.

Tipos de duelo

El duelo puede referirse a pérdidas de diferente índole:

  • Fallecimiento por enfermedad y accidente
  • Aborto y muerte gestacional
  • Empleo y pérdida de posesiones
  • Separaciones y divorcios
  • Procesos migratorios
  • Pérdida de la juventud
  • Cambio de domicilio, escuela
  • Pérdida de amistades
  • ….

En la sociedad se ha conceptualizado la muerte física-corpórea como algo oscuro y lejano a nuestra realidad, nos cuesta integrarla como algo natural y genera  gran dolor a su alrededor.

La muerte como concepto:

“La muerte es algo natural, incontrastable e inevitable.
Hemos manifestado de forma permanente la inequívoca tendencia a hacer a un lado
la muerte, a eliminarla de la vida. Hemos intentado matarla con el silencio.
En el fondo nadie cree en su propia muerte. En el inconsciente
cada uno de nosotros está convencido de su inmortalidad.
Y cuando muere un ser querido próximo sepultamos con él nuestras esperanzas,
nuestras demandas, nuestros goces.
No nos dejamos consolar y hasta donde podemos
 nos negamos a sustituir al que perdimos”.
(Freud, 1917)

Fases del duelo

Sanar una pérdida exige tiempo y superar las etapas del duelo, que según el modelo de Elisabeth Kübler-Ross son:

Una de las fases más reconocidas por todos. La negación de lo ocurrido como que no nos lo podemos creer, eso no está pasando! La impronta de la noticia hace que nuestro cerebro actúe negando lo ocurrido para protegernos del dolor. Si este sentimiento se alarga en el tiempo es recomendable recibir el apoyo de un profesional.

Cuando dejamos de negar el hecho surge la ira por el sentimiento de injusticia, es la ira por la pérdida y el primer contacto con la realidad para aprender a asimilarlo lo mejor posible. Expresar los sentimientos, hablar de ellos con el entorno de confianza ayuda a superar esta etapa.

Quizá la fase más corta y menos conocida, está muy relacionada con nuestro sistema de creencias. Comienza nuestra mente a hacer supuestos de “qué hubiese ocurrido si…” Si el pensamiento es recurrente es de ayuda escribir lo que se piensa y releerlo hasta que deje de resonar. Esta etapa no es conveniente que dure más de unos días.

Es la fase más compleja. Lo ideal es pasarla cuanto antes ya que cuando asumimos que no se puede hacer nada por cambiar esta realidad entra el miedo. Aquí el cuerpo se relaja y aparecen los primeros síntomas de decaimiento, pensamientos frustrantes y negativos acompañado de pensamientos de “no lo voy a superar jamás”. Si aparecen síntomas preocupantes es necesario ponerse en manos de un especialista.

Fase final del duelo e inicio del recuerdo en positivo. Comprendemos y agradecemos el tiempo que se ha compartido con el ser querido y la vida toma nuevamente su curso en un estado de serenidad.

 

¿Qué pasa cuando nos quedamos estancados en una fase? Básicamente, sufrimos.

Hay una clara diferencia entre dolor y sufrimiento. Así como el dolor es muy intenso en una etapa inicial con el tiempo se supera. Sin embargo el sufrimiento puede permanecer anclado en nosotros por años!

Observa si resuenas con alguna de estas cuestiones:

  • ¿Alguna vez has pasado por un duelo doloroso y a pesar de que han pasado años parece que no logras superarlo?
  • ¿Te sigues poniendo triste o pierdes el control al hablar de alguien que has perdido?
  • ¿No puedes parar de llorar, sentir culpa o enojo y no sabes superarlo?
  • ¿Te has cerrado al amor o a las relaciones sociales por fidelidad a ese ser querido?

Cómo identificar un duelo no resuelto

  • Sufrimiento intenso (sollozo incontrolado, retraimiento, bloqueos…)
  • Angustia emocional intensa
  • Evitación social y relacional
  • Aumento en consumo de alcohol o medicamentos
  • Somatizaciones (dolencias sin causa orgánica)
  • Cambios radicales en el estilo de vida

Cómo nos puede ayudar EFT

Podemos trabajar en la transformación de las emociones dolorosas a través de la maravillosa Técnica de Liberación Emocional (EFT – emotional freedom tecnhiques)

¿Qué es EFT?

EFT es una de las herramientas de liberación emocional contemporánea más eficaz para el tratamiento del duelo ya que ayuda a liberar las emociones dolorosas y superar una pérdida más rápidamente.

EFT es una herramienta sencilla y eficaz, que mediante suaves “golpecillos” o Tapping en determinados puntos de nuestro cuerpo (sistema energético) moviliza la energía estancada por emociones negativas. Se apoya en el siguiente postulado, según su creador Gary Craig:

“la causa de todo malestar emocionales una alteración en el sistema energético del cuerpo”

EFT es una técnica que ayuda a aliviar el duelo. Con EFT podemos rebajar la carga emocional los recuerdos impactantes que rodean el hecho. EFT suaviza la pena, disminuye la ansiedad y el sufrimiento por la pérdida.

Es una herramienta muy poderosa para soltar las culpas, perdonar o saldar alguna cuenta que en la etapa final no se ha podido realizar.

Es una técnica que se basa en la terapia de la aceptación sobre lo que estamos sintiendo: miedo a estar solo, no quiero olvidarlo, no puedo más, me hubiese gustado que me pasase a mí, no lo puedo soportar, se me rompe el corazón, es horrible, no quiero escuchar a nadie, es un auténtico sufrimiento, no puedo respirar…. Y un sinfín de pensamientos recurrentes en momentos de tanto dolor que necesitamos encajar lo mejor posible.

La Técnica EFT-Tapping en el duelo

Consiste en hacerse tapping en puntos del cuerpo a la vez que se verbalizan frases que resuenan en nosotros. Un ejemplo de una ronda de EFT-Tapping para liberar emociones ante un duelo puede ser con las siguientes frases preparatorias:

  • Ceja: extraño que no esté aquí
  • Lado del ojo: ojalá no hubiese terminado así
  • Bajo el ojo: no se si podré superarlo
  • Bajo la nariz: aún no me lo puedo creer
  • Bajo el mentón: se me parte el alma
  • Clavícula: es terrible ver sus cosas
  • Bajo pecho: rabia porque no pude hacer nada
  • Bajo axila: estoy desesperada
  • Coronilla: este vacío que siento

EFT es una gran opción para tratar el profundo desconsuelo y DOLOR de perder un ser querido.

Algunos consejos para afrontar el duelo

  • Permitirse recibir AYUDA, no es necesario encargarse de todo uno mismo sino apoyarnos en nuestro entorno más cercano y delegar.
  • Permitirse HABLAR de lo sucedido y de cómo lo percibimos ya que nos ayudará a procesar lo que se acaba de vivir.
  • Permitirse días LIBRES, no utilizar el trabajo como excusa para no sentir. Esta conducta simplemente alargará el proceso en el tiempo.
  • Permitirse DESCANSAR y poder recuperarse a veces de la agotadora tarea de cuidar, en su etapa final, a un ser querido.
  • Permitirse SENTIR sin justificar ni disimular o ignorar emociones o pensamientos que afloran en este transito.
  • Permitirse estar TRISTE ya que es una emoción básica que nos hace tomar conciencia del estado interior y ayuda a llegar a la fase de aceptación.
  • Permitirse decir NO cuando no apetezca salir, hablar o tener compañía con total libertad sin rastro de culpabilidad.
  • Permitirse rehacer TU VIDA, todo duelo es un aprendizaje y un crecimiento hacia el desarrollo personal.

DUELO SANO

Os dejamos como regalo el audio “La muerte no es nada”

Transforma tu pérdida en experiencia de vida

Deja un comentario

Cerrar