Cerebro-femenino_NeuromotivaOs ofrecemos NeuroMotivaTE Radio, tu nuevo gimnasio mental en las ondas. Hoy nuestra psicóloga Mar Sánchez nos hablará sobre el cerebro femenino, explicándonos cuales son sus características propias y diferenciadoras. También nos ofrecerá como cada semana un sencillo ejercicio para entrenar la vinculación de hemisferios.

Puedes escuchar en directo el espacio NeuromotivaTE todos los martes a las 19:45 dentro del programa “Salud y medicina hoy” de Intereconomía Radio Coruña (87.7),

LEER ARTÍCULO:

Mar Sánchez (directora y psicóloga NeuroMotiva):  ¡Hola queridos Neurofans!

Gracias por acompañarnos un día más en este particular gimnasio mental en las ondas NeuroMotivaTE, un espacio para aprender a cuidar este gran tesoro que es nuestro cerebro.

Como sabéis en este gimnasio mental buscamos proporcionar a nuestro cerebro ejercicios que lo mantengan en forma, y sobre todo muy activo; la clave está en entrenarlo habitualmente para tonificar nuestras neuronas, estimularlo y prevenir el deterioro prematuro.

Esta semana os invitamos a realizar un nuevo ejercicio de vinculación hemisférica que le llamamos “la araña”, aquí invitamos a realizarlo nuestros contertulios, que hoy son todo mujeres, ya que este programa hemos querido dedicarlo al cerebro de la mujer. ¿Estáis preparadas? Os proponemos un ejercicio de activación mental para vincular ambos hemisferios, recordad que aquellos que vais conduciendo o que en este momento no podéis liberar las manos para hacer este ejercicio, o tenéis alguna diversidad funcional podéis visualizar el ejercicio, lo que resultará igualmente efectivo. ¿En qué consiste? Liberamos las manos, y para empezar colocamos en la mano derecha el dedo índice contra dedo pulgar, como si estuviésemos haciendo un O.K., y lo mismo en la mano izquierda, ahora iremos tocando con el dedo pulgar todas las yemas del resto de los dedos, en orden, primero hacia un lado y luego hacia el otro. ¿Parece sencillo, verdad? Realmente lo es ya que ambas manos están haciendo el mismo movimiento y por lo tanto a nuestro cerebro no le estamos pidiendo ningún esfuerzo extra.

Neuromotiva vinculación hemisferios aranaAquí en nuestro gimnasio mental lo vamos a complicar un poquito, y ahora la mano derecha tendrá la misma posición (dedo pulgar contra yema del dedo índice) pero ahora la mano izquierda tendrá el dedo pulgar tocando la yema del dedo meñique, y tendremos que ir tocando simultáneamente en ambas manos el resto de las yemas de los dedos ¿Qué ocurre? Si hacemos el ejercicio correctamente tendremos que quedar al final con la posición de manos justo al contrario (mano derecha pulgar-meñique y mano izquierda pulgar-índice), pero al principio nos equivocaremos y terminaremos yendo con ambas manos en el mismo sentido, porque existe un conflicto entre hemisferios cerebrales, ya que cada uno tiene que darle a su mano la orden correcta y son contradictorias entre sí, de ahí la complejidad.

Cuando menos nuestro cerebro estará contento, ya que lo hemos sometido a otro reto, dónde mediante el movimiento aprendemos, recordad que es un ejercicio estupendo para vincular ambos hemisferios. Os animo que lo practiquéis durante estos días  veréis como lo vais haciendo cada vez mejor, en el momento en que nos resulte muy fácil ya no es un ejercicio de activación mental ya que no requiere a nuestro cerebro ningún esfuerzo extra.

En NeuroMotivaTE nos gusta ofrecer datos curiosos del cerebro para conocerlo mejor, aprovechando la temática de hoy sobre la mujer en Salud y Medicina Hoy, queremos ensalzar y mimar el cerebro femenino. En otro programa hablaremos de las virtudes del cerebro masculino y así nos iremos adentrando en sus particularidades.

Tanto el cerebro de la mujer como el del hombre comienzan a tener una identidad propia en el período de gestación. La ciencia nos dice que en el momento de la concepción todos los circuitos cerebrales del feto son femeninos ¡Sí, todos nacemos con un cerebro femenino!, el cambio surge a partir de la octava semana de gestación cuando la testosterona de los fetos que son niños comienza a liberarse y convierte a este cerebro en masculino.

También se diferencian en otras características física, el cerebro de la mujer de media es un poquito más pequeño que el del hombre, se considera que pesa alrededor de unos 100-200 gr. menos, nuestro cerebro estaría sobre 1-1,1 Kg. Esto va relacionado con que la constitución del hombre también es un poco más grande, con un cráneo donde cabe un cerebro algo mayor.

En el cerebro femenino el flujo sanguíneo es mayor que en el de los hombres, y se considera también que tenemos una temperatura más elevada por un mayor consumo de glucosa.

El sentido del olfato y del gusto también lo tenemos un poco más desarrollado. Hay estudios que demuestran este mayor desarrollo a nivel neuronal de las áreas relacionadas. Se cree que el papel de la mujer en la evolución humana ha influido en este mayor desarrollo de ambos sentidos.

En el programa anterior hablábamos de la materia gris y la materia blanca. El cerebro de la mujer posee mayor porcentaje de materia gris, donde residen áreas cognitivas relacionadas con el lenguaje y la audición, de ahí su mayor habilidad para aprender idiomas o más facilidad en la comunicación verbal.

Los estudios realizados también nos indican que en el cerebro femenino existe una mayor conexión neuronal entre ambos hemisferios. Esta característica nos viene a decir que el cerebro de la mujer está habituado a utilizar más áreas cognitivas a la vez, y esto no se trata de la “multitarea” a la que a veces las mujeres estamos acostumbradas, sino que le damos distintos enfoques a un mismo pensamiento, somos un poco más lentas a la hora de decidir pero sin embargo más exitosas a la hora de acertar. El cerebro del hombre es un cerebro más racional y práctico, y por lo tanto es más rápido en decidir, pero disminuye su probabilidad de acierto.

Si ahora nos paramos a pensar un poco en la mayor diferencia que puede haber, y cual es una de las principales cualidades del cerebro femenino es la parte emocional. Ahí también la evolución tiene mucho que decirnos, por la figura de la mujer dentro de la unidad familiar y en las relaciones sociales. Esa parte de empatía social para poder comunicarnos viene dada por el mayor desarrollo del lenguaje verbal.

También nos diferenciamos en el número de neuronas espejo, poseemos casi un 11% más que el cerebro de los hombres, y esas neuronas son las que nos permiten aprender por imitación y observación, dotándonos de una mayor habilidad en esta faceta.

La empatía nos permite identificar las emociones y los pensamientos de otras personas para dar una respuesta adecuada a ellos. En el caso de las mujeres siempre estamos más predispuestas a entenderlo, y es un tema neuronal, no sólo actitudinal, es lo que podríamos llamar “intuición femenina”, que a veces nos hace ser unas buenas acompañantes, demostrar bondad o compasión, porque somos más emocionales simplemente.

Otra parte que también tenemos un poquito más grande es el hipocampo, y ésta nos viene muy bien, ya que aunque a veces nos quejamos de “mala  memoria”, aquí es donde reside la información que vamos integrando día a día. Muy cerquita del hipocampo tenemos la amígdala cerebral, que es nuestra “glándula emocional”, con lo cual el cerebro femenino capta información y le añade emoción, lo que hace que recordemos con mucho detalle. A veces nos achacan que no perdemos detalle, que no olvidamos jamás y viene dado un poco por esto, ya que la información que entra en el hipocampo no se pierde y vamos asociando en nuestra memoria todas las experiencias vitales que vamos teniendo.

Otro dato que nos aporta la ciencia es que en la mujer hay menos casos de demencia senil o enfermedad de Alzheimer. Se sabe que la enfermedad de Alzheimer ataca justo a la capa del neocórtex, la más superficial, a la materia gris, por lo que ahí tenemos una ventaja y hay que cuidar el cerebro para prevenir que cualquier enfermedad nos pueda atacar.

Esperamos que os haya parecido interesante conocer un poco más del cerebro femenino, y a los hombres os prometemos un programa especial para vuestros cerebros.

Al cerebro sabéis que le gusta “la marcha”, superar retos, ir al gimnasio… a su gimnasio cerebral, porque…

LO QUE NO SE USA SE PIERDE…así que ¡A entrenar la mente!

¡Hasta la semana que viene NEUROFANS y no olvidéis “NeuroMotivar” a vuestro cerebro!

Deja un comentario

Cerrar