Luis Rodríguez entrevistó en el programa de radio Dial Deportivo a Mar Sánchez directora y psicóloga de Neuromotiva para hablar de neurociencia y deporte.

Os dejamos aquí el enlace al programa 83 donde se emitió la primera parte de la entrevista, comienza en el minuto 45 (-21 min. del final):

TRANSCRIPCIÓN

Luis Rodríguez. Mar es psicoterapeuta y formadora, y lidera la empresa Neuromotiva. ¿Por qué hemos conocido a esta empresa y a esta profesional? Porque me llamó especialmente la atención el sistema que trabajáis sobre ábacos, el entrenamiento cognitivo con algo tan antiguo como el ábaco. Lo primero Mar ¿nos puedes definir los servicios que da Neuromotiva?¿Cómo ayudáis vosotros a las personas?

Mar Sánchez. Bueno, Neuromotiva es un espacio multidisciplinar donde tenemos un foco muy claro que es ayudar a las personas a que alcancen su bienestar. Bienestar es “estar” bien, no es alcanzar la felicidad, sino poner un poco de alegría en todo lo que hacemos. Tenemos la filosofía tolteca ¿no sé si la conoces? Que es la del libro  “Los cuatro acuerdos” que se la recomendamos a todo el mundo.

Luis Rodríguez. ¿Cómo es?

Mar Sánchez. El doctor Miguel Ruíz, escribió el “Libro de los cuatro acuerdos” que eran: ten un lenguaje impecable y como decimos en Neuromotiva el poder de la palabra hay que cuidarlo, otro es no hagas suposiciones y hay que entrenar a la mente porque está pensando por los demás y ya nos cuesta a veces observar a nuestra mente pensante como para intuir lo que piensan los demás. El tercer acuerdo es no te tomes nada personalmente, y esto es un entrenamiento para que veamos que cada uno tenemos nuestros programas mentales, y así actuamos y ese es nuestro comportamiento. A veces tenemos a alguien con quien os llevamos mal o estamos pasando un mal rato, sufrimos de estrés laboral o las relaciones personales no son todo lo maravillosas que queremos, en Neuromotiva nos dijimos venga vamos a ayudar a la gente a que tenga ciertas estrategias. El cuarto acuerdo es da al cien por cien, haga lo que hgas, haces una tortilla de patatas pues ponte al cien por cien, estás haciendo un programa de radio ponte al cien por cien, estamos charlando tú y yo al cien por cien…y para estar al cien por cien hay algo que necesitamos que es la atención. Entonces somos pioneros aquí en España en programas de estimulación mental dirigidos fundamentalmente al entreno de la atención. Sin atención no hay memoria, sin atención no hay escucha activa, sin atención no podemos ser eficientes, no eficaces, en cualquier tarea que nos propongamos. Bueno ese es un poco nuestro abanico, parece muy grande pero al final se enfoca casi siempre en lo mismo, y es que somos monotarea, tanto hombres como mujeres aquí no hay memes de ningún tipo.  El cerebro es el único órgano no transplantable, o lo cuidamos o  ¿quién le da la orden al dedo del pie para moverse? Para poder hablar necesitamos el cerebro, para que nuestras constantes vitales funcionen bien necesitamos el cerebro. Eso por un lado. Luego Neuromotiva dijo, ¿cómo hacemos para englobar esto en tres áreas muy definidas? Una es la parte de psicología, yo soy psicóloga, coach y terapeuta especializada en liberación emocional, creemos que si llegas al origen de la emoción el comportamiento puede cambiar y el pensamiento también. La segunda área es la educación, somos unos apasionados de la neurociencia, de cómo es aprender con cerebro ya que no todos aprendemos de igual manera y luego hablaremos  por qué el ábaco es una de las herramientas neurodidácticas que trabajamos nos ayuda a eso. Y luego trabajamos la formación, vivimos en la era de la formación donde parece que todo vale, entonces vamos a ver cómo hacemos pequeños paquetes que nos van pidiendo distintas áreas, distintos campos desde el profesorado dedicado más a la parte de neurociencia llevado a la educación, las empresas ya que hoy en día las organizaciones buscan esa comunicación horizontal que veces no funciona, soy coach de equipo así que integramos un poco en todas nuestras formaciones que sea algo que le puedan sacar partido desde la primera sesión que tengan con nosotros. Así que Neuromotiva es un espacio de entrenamiento  ¿con qué?, con el objetivo que tú tengas. ¿No sé si te he contestado a tu pregunta?

Luis Rodríguez. Has contestado perfectamente, mejor explicado lo he visto pocas veces, muy estructurado. Aplicáis neurociencia, aplicáis psicología, aplicáis pedagogía por supuesto lo paquetizáis y  dais un servicio a las empresas y a las personas. Casualmente, coincide mucho tu discurso respecto a la atención, que es una de las claves obviamente, y tú estás ahora mismo en el espacio de radio neuroperformance donde la semana pasada hablábamos precisamente de la atención plena en los gimnasios donde las nuevas tecnologías nos han llevado a embebernos  dentro de un ciclo donde la atención no se está poniendo realmente en el ejercicio sino que se está haciendo el ejercicio en paralelo a otras funciones.  Somos monotarea,  muy monotarea. En psicología, como tú conoces mucho mejor que yo seguro, las tareas se pueden llegar a superponer pero solamente partes de ellas y solamente cuando no hay un proceso cognitivo paralelo, es decir, podemos actuar motrizmente mientras estamos preprando el siguiente movimiento pero hay un solapamiento parcial sólo de las tareas con lo cual ¿qué ocurre? La semana pasada disertamos sobre la atención plena, que se nos está perdiendo totalmente, no sólo con las nuevas tecnologías pero también con las nuevas tecnologías, no entrenamos igual actualmente con el móvil en la mano, con una película puesta mientras corremos en la cinta, etc., etc. Así que coincido plenamente con lo que hacéis en Neuromotiva, enhorabuena por ello y deseando saber algo más sobre el tema que me llamó más la atención, Mar, que fue el ábaco.  Hay diferentes orígenes del ábaco pero en particular el ábaco japonés por favor dinos más sobre ese ábaco tan bonito que tienes en este momento detrás de ti.

Mar Sánchez. Nosotros aquí tenemos un lema, “cuando el ábaco entra en tu vida no se va jamás”, Luis. Primero porque es divertido, segundo …bueno te voy a contar un poquito nuestros primeros coqueteos con el ábaco. Con Polo Martínez, que es mi socia y compañera de vida, ella es hemisferio izquierdo y yo soy hemisferio derecho con lo cual tenemos un cerebro completo…pues estábamos buscando una herramienta atencional. Coincidió que yo en esta época estaba haciendo un trabajo de investigación para la Universidad de  A Coruña sobre la pérdida de autoridad docente, el por qué los profesores se quejaban de si los alumnos les decías la página 27 del libro no eran capaces o por qué ellos también se distraían, entonces al final veíamos que tanto en la práctica docente, como en la del alumnado, como en general en las empresas faltaba eficiencia, y ahí teníamos la atención. La atención no es que estuviese dividida, es que la teníamos dispersa. En psicología hay algo que le llamamos “mente de mono” y es que no sabemos en la selva para dónde va el mono y así pasa con nuestra atención por eso hay que entrenarla. Nadie nos enseña a concentrarnos, desde pequeños ahora estamos todos superestimulados, y antes buscábamos a través de la imaginación nuestros propios estímulos. Pero propiamente un gimnasio atencional no lo había nunca, un gimnasio para nuestro cerebro no era como un requisito, creemos que a día de hoy imprescindible. Desde Neuromotiva hemos patentado nuestros propios programas de estimulación integral donde la atención es el centro, es el epicentro. Así que nos planteamos qué herramienta podemos tener, algo físico, sabes que aquí nuestra mentalidad latina y española queremos las cosas, queremos verlo para creerlo…pues un día en la televisión estábamos Polo y yo viendo un telediario, que nos encantan los telediarios,  y vemos un ábaco  y nos miramos como diciendo “ostras, esto  no lo conocemos”, y mira que somos muy curiosas las dos. Empezamos a indagar, y dijimos bueno como Polo vivió en Nueva York muchos años y el ábaco aquí no lo teníamos, el ábaco aquí le llaman el ábaco escolar. Hay varios tipos de ábaco, el ábaco ruso que son esos “juguetes” que teníamos de pequeños con barras horizontales con bolitas que nos permite realizar ejercicios de conteo para iniciarnos con los números, dentro de lo que es la formación en psicología, a veces cuando hablamos de la parte más psicoeducativa trabajábamos con este ábaco (el ruso), pero yo este (el japonés) no lo conocía.  Seguimos indagando, ya sabes lo que es conectar con algo, tú ves alguien hoy con muletas y estas todo el día fijándote en gente con muletas o alguien está embarazado y ve embarazadas por todas partes…y eso nos pasó a nosotros, que empezamos a ver ábacos por todas partes, a nada que en google pongas ábaco, ya sabes cómo funciona el algoritmo, de repente ves en una empresa de Japón cómo se da la bienvenida a las nuevas personas que entran, pues en Galicia a lo mejor los llevamos a tomar un poco de pulpo o enseñar la torre de Hércules, y allí les dan un curso de ábaco, y dices tú ¿qué curioso?¿un curso de ábaco, para qué? Y decían, para que estén más atentos, para que sean más eficientes, necesitamos equipos de alto rendimiento. Ahí ya nos enganchó a Polo y a mí la herramienta del ábaco y nos formamos, no sólo nos formamos nosotras sino que les dijimos a nuestros maridos “creo que como el cerebro necesita entrenar la atención y queremos llegar a una vejez sana y saludable, y no sabemos lo que la genética nos va a traer pero si por lo menos si nos toca tener una tendencia, un alzheimer y yo lo viví muy de cerca en mi familia, pues por lo menos que nuestro cerebro esté preparado y que los síntomas tarden más”, así que nos formamos los cuatro con un equipo de personas muy preparadas que tenían la técnica en rigor. Lo que hicimos fue empezar a trabajar el ábaco un poquito nosotros, ver cómo funcionaba con las personas que venían aquí y querían pues a veces prepararse para una oposición y a lo mejor querían entrenar su atención dentro de los programas de estimulación mental que ya teníamos. Primero lo incorporamos en un programa de estimulación mental que teníamos de niños, empezamos a trabajar con los niños  y vimos que funcionaba.  Un niño que estaba aquí trabajando con el ábaco le podíamos pasar algo por delante que seguía trabajando con el ábaco, le podíamos hacer cosquillitas con una pluma para distraerlo pero seguía trabajando con el ábaco con lo cual fuimos pioneros en España en traer el ábaco junto con unas compañeras de Barcelona y Madrid, y nos seguimos formando y vimos que era una herramienta atencional maravillosa. Luego ya vinieron otras empresas que intentaron hacer, bueno ¿cuál es la necesidad en España? Que los niños amen las matemáticas, esto es la calculadora más antigua que existe entonces pretendían hacer de los niños grandes calculistas. Neuromotiva siempre salió un poquito de esa idea, no era nuestro objetivo fundamental, aunque si que es cierto que cuando tú trabajas con un ábaco desarrollas unas habilidades de cálculo fantásticas, maravillosas, y además entrenas la memoria, la escucha, el lenguaje…un montón de funciones cognitivas que estaban asociadas al ábaco. Entonces ese, fue nuestro origen, introducirlo dentro del programa de estimulación mental que ya teníamos.

Luis Rodríguez. ¿Vuestra formación fue directamente con una empresa española o cómo?

Mar Sánchez. No, fue con una empresa india. Aquí además había dificultad para encontrar ábacos, y al final tenías que tirar de contactos, menos mal que hace diez años ya era fácil contactar con otras partes del mundo y en China preguntamos quién podía hacernos ábacos, tenías alguno que podías mirar por internet, pedimos uno o dos pero la calidad era muy mala. Entonces al final dimos con una familia que ellos trabajan el ábaco desde siempre, lo hacen con otra intención, incluso hay un momento que se llama «anzan» donde buscan la visualización y el cálculo con el ábaco imaginario en los niños y chavales jóvenes para que sean grandes calculistas. Incluso hay una leyenda de que un soldado japonés y un soldado americano quieren hacer un reto de cálculo mental, el americano con su calculadora convencional y el japonés con su ábaco imaginario ¿Quién gana?¿Luis, una porra?

Luis Rodríguez. ¿El japonés quizás?

Mar Sánchez. El japonés.  A partir de ahí empezó a llamar mucho la atención cómo calculando con un ábaco se puede llegar a ser mucho más eficiente que con una calculadora que se supone que es mucho más rápida.

Luis Rodríguez. Espero que os haya gustado mucho esta primera parte de la entrevista a Mar. Hemos hablado de los orígenes de la actividad de su empresa para el entrenamiento neurocognitivo, neuropsicológico, neuromotor y hemos hablado especialmente del ábaco japonés, interesantísima la historia que nos ha contado. Esta charla continuará en el próximo programa y esperamos que siga siendo igual de interesante, ahí os esperamos.

¡No olvidéis NeuroMotivar vuestro cerebro!

Descubre como entrenar tu cerebro con el ábaco japonés

Deja una respuesta