En el ámbito personal y profesional necesitamos desarrollar nuestras habilidades y competencias si queremos tener la capacidad de obtener los resultados que anhelamos y mejorar nuestra calidad de vida. Esto es lo que propone el coaching ejecutivo, un proceso que permite a la empresa alcanzar su máximo desarrollo.

 

Qué es el coaching ejecutivo

El coaching es un entrenamiento que le permite a la persona obtener lo mejor de sí misma para así disfrutar de los resultados que desea en su vida personal, esto se logra a través de técnicas que mejoran la comunicación, la inteligencia emocional y la resolución de conflictos.

Cuando hablamos de coaching ejecutivo esta misma herramienta se emplea sobre el equipo profesional de la empresa, facilitando el manejo adecuado de las habilidades directivas así como la mejora de las relaciones interpersonales entre los empleados.

En  su conjunto,  todo ello permite que las empresas puedan alcanzar un desarrollo óptimo: descubriendo sus puntos fuertes y manejando de forma correcta los conflictos es posible obtener los resultados deseados.

 

Formación y objetivos del coaching ejecutivo

La formación en coaching ejecutivo se basa principalmente en mejorar todos los modelos de comunicación (verbal y no verbal) para así transmitir de forma clara la información precisa a los miembros de la empresa, los clientes y los proveedores.

Obviamente un manejo adecuado del lenguaje en todos sus aspectos permite una interpretación de los hechos más constructiva, minimiza el riesgo de las distorsiones de la información recibida facilitando la gestión de los conflictos y emociones.

En resumen, la formación en coaching ejecutivo dota al directivo de la capacidad de comunicarse de forma efectiva, utilizando esta como un recurso básico en el rendimiento y productividad de la empresa.

No debemos olvidar que la empresa es una organización formada por varios elementos que se relacionan entre sí, esto significa que al generar un cambio sobre un determinado elemento todo el sistema en sí cambia, produciéndose una transformación global en el comportamiento.

¿Pero qué herramienta se utiliza para construir este tipo de comunicación y generar cambios profundos en los patrones ya instaurados en nuestra mente? Una de las más demandadas por las empresas debido a su gran eficacia es la programación neurolinguïstica o PNL.

La PNL es en esencia el estudio del comportamiento y relación que una persona adquiere con su entorno, entendiendo que la percepción es única en cada caso ya que el cerebro va a interpretar la información principalmente a través de una vía u otra, (visual, auditiva o kinestésica).

Gracias a la incorporación de la PNL es posible modelar nuestras ideas y acciones en beneficio del resultado que deseamos obtener, comprendiendo cómo recibimos y procesamos la información a través de distintos sentidos.

Finalmente todo este proceso de aprendizaje se traduce en un uso del lenguaje plenamente responsable, que nos permite transformar nuestras experiencias y en consecuencia los modelos de comportamiento ya adquiridos en base a vivencias previas.

Son muchas las empresas que están a la espera de mejorar el liderazgo sobre su equipo humano para así obtener los resultados que se necesitan.

Gracias a las técnicas neurolingüísticas el comportamiento es cambiado, potenciando las similitudes y minimizando las diferencias en la empresa, precisamente con la finalidad de obtener los resultados deseados.

Entre los principales objetivos del coaching ejecutivo se encuentran los siguientes:

  • El óptimo desarrollo profesional y personal del directivo o líder para así lograr un funcionamiento productivo y armonioso en la empresa.
  • Permitir que el desarrollo del directivo impacte de forma positiva sobre todos los niveles y elementos pertenecientes a la organización.
  • Conseguir el mayor rendimiento posible de la empresa optimizando los recursos ya existentes en la misma.
  • Instaurar un estilo de liderazgo más eficaz y constructivo, basado en una excelente comunicación capaz de transmitir adecuadamente ideas y objetivos.
  • Incrementar la motivación para lograr un ambiente de trabajo positivo, aumentando de forma inevitable la productividad.

 

La labor del coach

El coach profesional es la persona encargada de facilitar este proceso de transformación en el directivo o líder, ofreciéndole todas las herramientas necesarias para que este cambio sea sostenido y repercuta de forma positiva sobre toda la organización.

Entre el coach y el ejecutivo o persona entrenada debe establecerse una relación individualizada y de colaboración que permita generar el cambio deseado como principal vía para la consecución de objetivos.

¿Pero cuáles son verdaderamente las competencias del coach? El coach es fundamentalmente un agente facilitador que promueve el autoconocimiento y el aprendizaje, esclareciendo la comprensión de aquellos obstáculos que nos limitan para su posterior resolución.

El término coach significa literalmente entrenador, y como tal, su función principal es motivar y ofrecer las técnicas necesarias para que la persona pueda desarrollar todas las habilidades y recursos internos que ya posee, promoviendo una utilización más efectiva de sus puntos fuertes.

Como entrenador, el coach profesional no le dirá al directivo o líder cómo debe gestionar su empresa, ya que esta no es su responsabilidad, sino que lo estimulará para acompañarlo en el proceso de descubrir cuáles son sus verdaderas necesidades y qué cambios deben producirse para alcanzar dichas metas.

El coach proporciona un enfoque claro de la situación actual, ayuda a fijar las metas profesionales y personales, fomenta un aprendizaje y comportamiento constructivo continuo y es muy posible que también descubra habilidades en el directivo de las cuales él mismo no era consciente.

Es a través de este proceso de acompañamiento que la persona logra desarrollar todo su potencial para así mejorar su calidad de vida y obtener los resultados que desea. Este impacto positivo repercute tanto en la vida personal como social y laboral.

No obstante, al hablar de coaching ejecutivo todas las acciones irán destinadas principalmente a cubrir las necesidades y objetivos fijados por la empresa, aunque a pesar de ello, el autoconocimiento del líder entrenado es un factor siempre presente.

 

Ciclo intensivo de formación en coaching empresarial

Ponemos a disposición de emprendedores, líderes, empresarios y jefes de equipo una formación en comunicación positiva  con PNL para así poder mejorar el ambiente laboral y la productividad.

Esta formación es esencialmente vivencial ya que la teoría aprendida se pondrá en práctica en simulaciones y dinámicas de grupo, en el contexto de un espacio perfecto para el desarrollo personal y el aprendizaje, donde todos los asistentes podrán crear sinergias e intercambiar sus experiencias.

El ciclo intensivo de formación en coaching empresarial está formado por dos módulos con una duración de 8 horas cada uno y su principal objetivo es dotar al asistente de todos los recursos necesarios para poder aplicar las técnicas neurolingüísticas en el ámbito de la empresa.

Este curso de programación neurolingüística aplicada a una organización está especialmente indicado si se desea aumentar la productividad de la empresa, lograr mejores relaciones interpersonales entre los miembros, transmitir la información más relevante de forma eficaz, optimizar la atención al cliente y mejorar el liderazgo para obtener lo mejor del equipo de trabajo.

No dudes en potenciar la confianza en ti mismo para poder transmitir esta misma sensación a todos los miembros de tu equipo, gracias a la PNL aplicada al coaching empresarial ahora estás ante una verdadera oportunidad de cambio que te llevará a obtener los resultados que deseas.